Saltar al contenido

Cómo hacer la Dieta de la Avena

15 abril, 2018

LA DIETA DE LA AVENA: UNA DIETA EFICAZ

Todos hemos oído hablar de las dietas-milagro, dietas vendidas como la panacea a la hora de bajar de peso rápida y eficazmente. También sabemos todos (o casi todos) que la mayoría de estas dietas milagrosas son un verdadero fiasco, cuando no resultan perjudiciales para nuestra salud y nos ocasionan más problemas que beneficios. No, la dieta de la avena no es una de esas.

Sin embargo, últimamente se ha venido hablando de una dieta que, si bien promete resultados similares a los de las llamadas dietas-milagro, podemos comprobar que no presenta riesgos para la salud: la dieta de la avena.

Con la dieta de la avena, aseguran, se pueden llegar a perder hasta… ¡siete kilos! en menos de una semana.

LOS BENEFICIOS DE LA AVENA

La avena contiene cantidades beneficiosas de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales. La avena facilita asimismo el tránsito intestinal y previene la aparición del estreñimiento.

Además, este alimento es un gran aliado de personas diabéticas, pues regula los niveles de glucosa en sangre. Las personas con problemas digestivos crónicos no tendrán tampoco ningún problema al consumirla.

Reducir el nivel de colesterol, prevenir ciertos tipos de cáncer y combatir el hipotiroidismo son algunas de las ventajas que se asocian también al consumo de avena.

Así, la avena te ayudará a adelgazar de una forma saludable: depurando tu organismo y eliminando todo tipo de toxinas y grasas nocivas que a la larga pueden resultar dañinas para el cuerpo humano.

UNA DIETA A CORTO PLAZO

Es importante recalcar que, si bien la dieta de la avena puede no plantear problemas para la salud, no debemos en ningún caso prolongarla más allá de 5 días.

Repito: 5 días es el lapso de tiempo óptimo y máximo para realizar esta dieta, si la seguimos durante un periodo superior sí que puede reportar distintas complicaciones a nuestro organismo.

A modo de croquis, os dejo aquí un planning para seguir la dieta de la avena paso a paso:

 

DÍA 1

DESAYUNO: 3 cucharadas de avena con leche desnatada y 4 fresas.

MEDIA MAÑANA: Una pieza de fruta o una taza de té.

COMIDA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con tomate, brócoli y espárragos. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco.

MERIENDA: Una pieza de fruta o una taza de té.

CENA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; 2 zanahorias. Manzana asada con canela y 2 cucharadas de queso fresco.

 

DÍA 2

DESAYUNO: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; un plátano o una manzana. Una taza de café o té sin azúcar.

MEDIA MAÑANA: 6 fresas o una taza de caldo de verduras.

COMIDA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con tomate, brócoli y lechuga. Manzana asada con una cucharada de yogur desnatado.

MERIENDA: Una pieza de fruta o una taza de té.

CENA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con espárragos. Compota de manzana con dos cucharadas de queso fresco y un yogur desnatado.

 

DÍA 3

DESAYUNO: 3 cucharadas de avena con leche desnatada y 6 fresas.

MEDIA MAÑANA: Taza de café o té sin azúcar.

COMIDA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con tomate, lechuga y espárragos. Una manzana con dos cucharadas de queso fresco.

MERIENDA: Una pieza de fruta o una taza de té.

CENA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada de espinacas. Una manzana con dos cucharadas de queso fresco.

 

DÍA 4

DESAYUNO: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; ensalada de frutas con 6 fresas y un plátano.

MEDIA MAÑANA: 6 fresas y una taza de caldo de verduras.

COMIDA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada de judías verdes y cebolla. Una manzana y 12 avellanas.

MERIENDA: Una pieza de fruta o una taza de té.

CENA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con una taza de guisantes y una taza de espinacas. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco.

 

DÍA 5

DESAYUNO: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; una naranja y 6 fresas.

MEDIA MAÑANA: 6 fresas o una taza de caldo con verduras.

COMIDA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con brócoli, guisantes y lechuga. Una manzana.

MERIENDA: Una pieza de fruta o una taza de té.

CENA: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada de puerros, apio y lechuga. Compota de manzana y un yogur desnatado.

Fuente: EllaHoy

 

Os dejo además un vídeo explicativo:

 

Pues nada, a lanzarse con la dieta de la avena… ¡y a adelgazar!