Saltar al contenido

CÓMO HACER POLLO AL LIMÓN

5 octubre, 2018

Ya hemos empezado con la rutina y necesitamos ahorrar tiempo, también en la cocina.

En infinidad de ocasiones, tardamos más en pensar ¿Que cocino?, que en hacerlo

Una receta sencilla, que además es fácil de conservar y es ideal para tener en el frigorífico como recurso.

La facilidad de elaboración y lo económica que resulta, son otros aspectos que la hacen atractiva.

Ingredientes:

  • 4 Muslos de pollo
  • 3 Cucharadas de harina
  • 500ml de caldo de pollo
  • 4 Cucharadas de azúcar
  • 1 Chorrito de ron
  • 2 Limones exprimidos
  • 2 Dientes de ajo
  • Sal y pimienta
  • Aceite
  • Romero

Elaboración:

El primer paso es, enharinar los muslos de pollo, asegurándonos de que ha quedado un cubrimiento regular.

En una sartén, ponemos un chorro generoso de aceite de oliva y lo ponemos a calentar, añadimos dos ajos enteros.

Añadimos el pollo y durante unos 5 minutos aproximadamente, mantenemos  a fuego medio. Salpimentamos por ambos lados y seguimos rehogando, hasta conseguir que quede dorado.

Cuando esté completamente dorado, vertemos en la sartén el zumo de limón y un poquito de romero y dejamos cocer a fuego lento, de nuevo unos 5 minutos.

Es el momento de añadir el azúcar y el chorrito de ron, vamos moviendo con una cuchara de madera, hasta que la salsa empiece a hacer burbujas.

Añadimos el caldo de pollo y dejamos cocer a fuego lento, unos 15 minutos, sin dejar de remover.

Pasado el tiempo de cocción, retiramos el pollo y los ajos, añadimos harina a la salsa unas 3 cucharadas y batimos para que quede una salsa homogénea y espesa.

La forma de servir es sencilla, colocamos el pollo y vertemos la salsa sobre él, al gusto.

Si nos sobra salsa, podemos guardarla en el frigorífico, incluso en el congelador. En cualquier otro momento, podemos hacer pollo a la plancha y servirlo con esa salsa, lo que dará contundencia y sabor a este plato, siempre recurrente.

Otra de las maneras de conseguir, un plato sano, fácil, ideal para la dieta y económico, es dejar la noche antes, los trozos de pollo ( muslos o pechuga) en dados o filetes metidos en un recipiente con limón y hierbas aromáticas, como el romero o tomillo.

Al día siguiente, ponemos un chorrito de aceite en la sartén, salpimentamos y doramos. En 5 minutos, tendremos listo un plato con todos los nutrientes necesarios, acompañado de una ensalada, como guarnición es perfecto.

Las vitaminas del limón, empiezan a ser necesarias, cuando la época de catarros está a punto de llegar, también deshacernos de los kilitos de más, que nos ha dejado el verano.

5 (100%) 2 votes